Evitar el fraude y la corrupción: Canal de Denuncias

Evitar el fraude y la corrupción es una tarea complicada y más cuando la empresa no cuenta con un canal de denuncias. Las causas abiertas por corrupción se han triplicado en la última década. Actualmente la Fiscalía Anticorrupción tramita más de 340 procedimientos y las nuevas investigaciones se han duplicado en un año.

Evitar la corrupción política y el fraude interno son las dos caras de una misma moneda. De hecho, la solución a ambos problemas -graves y desgraciadamente bastante extendidos en nuestro tejido social- es la misma: prevenir su ocurrencia. 

Pero la pregunta es, ¿cómo hacerlo?

Si bien el fraude no se puede eliminar definitivamente, sus efectos pueden reducirse sustancialmente mediante acciones preventivas. El fraude o la corrupción pueden prevenirse y, sale mucho más económico evitar su ocurrencia que hacer frente a sus consecuencias. En este caso, cobra especial relevancia el dicho “ es mejor prevenir que lamentar”.

Medidas efectivas y costo-eficientes

  • Solicitar informes de Background Screening previos a la contratación de nuevos empleados, para evitar la contratación de empleados problemáticos.
  • Realizar análisis de contrapartes cuando se vaya a establecer una relación con un nuevo proveedor, un nuevo socio, una alianza estratégica o la compra de una empresa.
  • Implementar un  Canal de Denuncias. La implantación de un Canal de Denuncias consiste en la creación de un cauce en la compañía que permita denunciar irregularidades o infracciones en su ámbito.

El canal de denuncias

Para evitar el fraude interno y la corrupción, la empresa debe apoyarse en los actos de responsabilidad de sus empleados, ya que la mayor parte de las denuncias suelen provenir de estos. Por lo tanto, resulta esencial comunicar a toda la empresa que es y para qué sirve un canal de denuncias, su funcionamiento y adonde deben dirigirse en caso de que descubran un hecho ilícito.

Los canales de denuncias pueden ser de gestión interna o externa. Dependiendo de la opción que la empresa elija, los costes de este pueden variar mucho. Con nuestros canales de gestión externa, nuestros clientes consiguen reducir los fraudes y ahorrar costes y descubrir hechos o actividades contrarios a la normativa con bastante anticipación. Según ACFE, las empresa que cuentan con canales de denuncia sufren hasta un 50% menos de pérdidas medias que las empresas que carecen de este mecanismo de control y gestión de riesgos.

Impacto del fraude y la corrupción

En nuestro país, las empresas pierden una media de 730.000 € al año por delitos económicos y fraude, según estimaciones de diferentes auditoras. Pero a estos costes directos de pérdidas económicas hay que sumarles además otros costes indirectos, tales como:

  • Los efectos negativos que la corrupción provoca sobre la imagen y la reputación de las compañías afectadas, con daños en activos intangibles difícilmente cuantificables.
  • El daño moral que ocasiona el fraude a los propios trabajadores que ven afectada su motivación, provocando una alarmante disminución de la productividad. 
  • El coste de contratación de abogados, peritos, investigadores y auditores que intenten clarificar y responder con contundencia al fraude empresarial.


Para evitar el fraude y la corrupción, nuestro servicio de canal de denuncias gestionado externamente está dirigido Grandes Empresas y a PYMES, y por tanto tienen un enfoque nacional y multinacional.

Consúltenos sobre las distintas opciones que tenemos para ofrecerle en base a sus necesidades. 

Más información sobre nuestro canal de denuncias

Deja un comentario

3 + seis =

  • Español
  • English