Compliance en España: un vistazo al pasado y a lo que está por venir

Un vistazo al pasado

Una vez terminado el 2016, es oportuno dar un vistazo al pasado y a lo que está por venir. ¿Qué ha supuesto 2016 para la cultura del Compliance en España?. También debemos  girar la vista a lo que está por venir en 2017 y conocer hacia donde nos dirigimos.

En la memoria ha quedado 2015 que gracias a los cambios legislativos supuso el “pistoletazo de salida” para el Compliance en España. Ya antes había empresas, en su mayoría multinacionales, que habían implementado sus mecanismos de control del riesgo corporativo y habían adoptado una cultura de cumplimiento. Aunque sin duda la irrupción de “La responsabilidad penal de las personas jurídicas” ese mismo año, supuso un antes y un después en la cultura empresarial española.

Tras el desconcierto y desconocimiento inicial, 2016 ha sido el año de la puesta en marcha.

Todavía queda mucho camino por recorrer, independientemente del tipo de negocio que estemos hablando, ahora hay conciencia de que hay que adaptarse. Hay que adoptar programas y controles efectivos para prevenir los riesgos de cada empresa. Digo cada, porque estos controles deben ser adecuados en función de las características de la empresa. También, habrá que difundir una “nueva” cultura de Compliance a todos los niveles de la organización.  Además de transmitir la proactividad de la Dirección, lo cual supondrá un importante avance.

¿Hacia qué modelo de cumplimiento nos dirigimos?

Aquellos que llevamos ya unos cuantos años trabajando con empresas con una cultura sujeta al cumplimiento, nos alegra este paso hacia el progreso. Posiblemente el modelo anglosajón nos va a ayudar mucho, tanto para imitar aquello que funciona, como para hacer nuestro propio camino.

El arraigo de la cultura del cumplimiento habla mucho de la madurez de una organización. Es como mirar un país desarrollado y compararlo con otro en vías de desarrollo. Las herramientas para el control de los riesgos en los primeros están más avanzadas y han dejado atrás aquellas cuya eficacia quedó obsoleta. La influencia de las empresas anglosajonas a nivel global ha favorecido que sus prácticas y estándares sean adoptados por aquellos que se propongan entablar relaciones comerciales con ellas.

Lo que está por venir

Lo que está por venir, aunque muchos aun no lo sepan, es la implantación a nivel generalizado de aquellos controles y herramientas que se sabe que funcionan. Y que de momento, son los mismos que hace 30 años que se vienen utilizando en el mundo empresarial. Tal vez no con la misma apariencia, pero si con las misma función y con el mismo objetivo.

Por ejemplo, el Whistleblowing cuya interpretación es Canales de Denuncias, son una de las herramientas de prevención del fraude interno predilectas. ¿Porqué? por que ayudan a detectar los comportamiento en contra de la empresa, antisociales, aquellos que dañan a toda la organización a distintos niveles.

También veremos como el cumplimiento se extiende a áreas de la empresa que hasta ahora no estaban consideradas como responsables del cumplimiento, los Recursos Humanos. Los departamentos de RRHH tienen un parte importe de responsabilidad en afianzar la cultura de cumplimiento. Se acabó contratar empleados que pueden dañar la reputación de la empresa, se aplicarán sistemáticamente los Pre-Employment Screening también llamados informes de Background Screening.

Sin duda alguna, el compliance en España pasará por implantar los controles de  Background Screening; además de la implantación del Canal de Denuncias y se convertirán en la tendencia de 2017 como otro paso más dentro del Compliance en España.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn