Diligencia Debida en las startups

En la comunidad inversora, la diligencia debida es una palabra que se utiliza para describir el proceso de evaluación de una empresa y sus fundadores antes de realizar una inversión. A menudo la gente se pregunta en qué basarse para tomar una decisión de inversión y cuáles son los aspectos clave de una diligencia debida. Aunque cada inversor tiene su propia metodología, todo emprendedor debería tomar nota de los cinco puntos siguientes:

  • La mesa de dirección – Para todo inversor, el equipo de dirección es lo más importante. A la hora de invertir, empezamos por examinar detenidamente la formación del equipo, su experiencia laboral y a qué han estado expuestos. Por ejemplo, si intentan dirigirse a un mercado internacional, nos gustaría ver si alguno de los fundadores ha hecho estancias en el extranjero. Es difícil entender que alguien que siempre ha vivido en el país intente ahora abordar un producto en un escenario global.
  • Encontrar un grupo ángel – Casi todos los inversores ángeles tienen un trabajo diario, lo que significa que dependen en gran medida de diferentes grupos de ángeles para hacer la parte inicial de la diligencia debida. Se suele utilizar las redes de ángeles para que hagan la mayor parte del trabajo inicial por ti. Los grupos de ángeles también validan las credenciales del equipo de gestión, comprueban si los diversos documentos están en orden y, en definitiva, averiguan si la startup es auténtica. También es reconfortante la sabiduría colectiva de un grupo y ayuda a saber lo que otros inversores en el grupo tienen que decir al respecto.

Sobre el producto o el servicio, a los inversores siempre les gusta obtener la opinión de algún experto. Puedes tener la suerte de que en mi grupo de inversores haya personas con cierta experiencia en el ámbito. Para una startup que quiera conseguir fondos, siempre es más prudente dirigirse primero a un grupo de ángeles y asegurarse de que el grupo es capaz de hacer las comprobaciones y la documentación iniciales en el menor tiempo posible y con las mínimas molestias.

Hombre En Camisa De Vestir Gris Con Gafas De Cartón Marrón Vr
  • Conseguir algunos clientes – Tener uno o dos clientes también ayuda. A los inversores siempre les gusta poder llamar a uno o dos clientes y conocer su experiencia. Un cliente suele ser el mejor juez del producto o servicio y obtener su opinión tiene mucho sentido para los inversores. Muchas ideas parecen buenas sobre el papel, pero pueden tener problemas en el mundo real. Obtener la perspectiva de un cliente aclara muchas cosas para los inversores. Aporta mucha información no sólo sobre el producto, sino también sobre el equipo.

Los inversores también quieren ver el tamaño que puede alcanzar la empresa. ¿Será un pequeño negocio de estilo de vida que atiende a un nicho o es un negocio que puede crecer y escalar? La preferencia personal de la mayoría de los inversores, son los negocios que pueden escalar.

  • Encontrar el nervio – No todas las startups van a resolver un punto de dolor. Hay dos maneras de ver los nuevos negocios: una es cuando un emprendedor ve una necesidad o un punto de dolor que se puede abordar, y luego hay empresas como Facebook que no necesariamente resuelven un punto de dolor, pero hacen las cosas significativamente mejor. ¿Qué ha hecho realmente Facebook? Facilitó y simplificó el contacto con tu red social. Democratizó tu capacidad de mantenerte en contacto con tus amigos y familiares. ¿Resolvió un problema? No necesariamente, pero han hecho que la comunicación con tus seres queridos sea mucho más sencilla.

La mayoría de las oportunidades e ideas de negocio entran en la segunda categoría, la de hacer las cosas más sencillas y fáciles, y suele ser difícil atribuirles valor o importancia. La mayoría de las empresas entran en la categoría de la innovación incremental y los inversores se fijan en la importancia de ese cambio. A los inversores les gustan las startups que hacen algo significativamente mejor. Como emprendedor, asegúrate de que esto brille, tanto para tu mercado como para los inversores.

  • Información pública sobre una empresa privada – La información sobre una empresa o startup es hoy en día de fácil acceso. La información de dominio público procede principalmente de los periódicos, las campañas de marketing, la publicidad y una cantidad importante de Internet. Sin embargo, no se puede determinar el mérito de una startup o la viabilidad de la idea basándose en la información pública. Para lo que un inversor puede utilizarla es para calibrar la estrategia de marketing y marca de una startup. Cuando todo el mundo en el mercado pone el grito en el cielo, la información pública ayuda a evaluar si la startup es capaz de diferenciarse o se pierde en el estruendo. Los contenidos de calidad atraen la atención de la gente y yo utilizaría esa información para determinar su capacidad de marketing. La información pública te dirá algo, pero no todo. La información sobre la viabilidad económica, la escalabilidad y la estrategia sólo puede provenir de un compromiso más profundo.

Aunque muchos sostienen que las inversiones en fase inicial son una apuesta, creo que es un poco injusto. En los juegos de azar no se tiene prácticamente ningún control sobre el resultado, mientras que en la inversión se tiene un mayor conocimiento de las variables y esto lo hace diferente. Mientras que invertir es arriesgado, la diligencia debida es el proceso de acumular toda la información posible en torno a la empresa y los fundadores y validar la premisa que el emprendedor aporta a un inversor.

Si necesitas ayuda con un proceso como este, CONTACTA con nosotros.

Echa un vistazo a nuestro LINKEDIN para estar al tanto de nuestra actividad.

Encuentra AQUÍ el resto de Blogs.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + cuatro =