| | |

Verificación de la educación, ¿necesario u obligatorio?

La falsificación de titulaciones en ciertas profesiones puede suponer un grave riesgo, afectando a sectores tan sensibles como el de la salud; o suponiendo serio impacto económico o legal. Ha habido casos en los que los técnicos o enfermeras de emergencias médicas utilizaron diplomas falsificados. Ese fue el caso de Victor Yeste, según la noticia publicada por el diario El País el 3 de noviembre de 2023. Yeste ejerció más de 10 años de médico en distintos hospitales españoles, sin estudios, pero con tres titulaciones oficiales falsificadas.

Desafortunadamente, este hecho sólo se conoció después de varias detenciones a lo largo de los años, tras las cuales, ninguno de los centros que le contrató verificó sus supuestos estudios en medicina, tampoco le denunció ningún paciente.

Sin embargo, en otras ocasiones las consecuencias han sido la muerte del paciente, como en el caso de Nicole Padilla de 27 años, la cual falleció en Ibiza en octubre después de una cirugía de pecho realizada por un falso médico.

No son sólo las profesiones médicas las que se enfrentan a riesgos tan importantes. También otras profesiones libres, como las de arquitecto, abogado o financiero, cuando las ejercen estafadores sin los conocimientos y competencias adecuados, pueden provocar pérdidas económicas y de reputación importantes, tanto para las empresas que emplean a dicha persona como para terceros. Como en el caso de la supuesta abogada de un gran despacho de reconocido renombre que ejercía de abogada sin haber terminado la carrera de derecho, y que falsificó su boletín de notas para ser contratada como abogada.

El Real Decreto 889/2022 exige la verificación de títulos universitarios oficiales para la homologación de títulos extranjeros, como médico, veterinario, enfermero, ingeniero, abogado, entre otras muchas mencionadas en el Real Decreto 967/2014, especialmente cuando la normativa específica de una profesión exija para el acceso al ejercicio de la misma, estar en posesión de un título español oficial concreto de Master Universitario.

Otras normas legales exigen una verificación detallada de los antecedentes y la educación del empleado, incluidas una serie de normas relativas a la lucha contra el terrorismo y el blanqueo de capitales. 

Las universidades de todo el mundo otorgan titulaciones a millones de graduados cada año. Cada universidad diseña su  propio modelo de diploma, aunque se deban compartir ciertas directrices para estandarizarlos. Igualmente, la forma en que  se expiden los  diplomas o certificaciones varía según la Instituciones, proporcionando algunas los títulos en formato digital y otras, entregando el diploma físico en papel.

Durante el proceso de verificación de la educación se deben tener en cuenta las disposiciones legales vigentes en un determinado país. Más allá de las reglamentaciones  de la UE sobre la protección de datos personales, muchos países de la Unión Europea (en adelante, la UE) abordan la cuestión de las verificaciones de titulación añadiendo requerimientos adicionales.

Con el desarrollo de la tecnología, la posibilidad de obtener un diploma falso se ha vuelto cada vez más sencilla. Se pueden encontrar fácilmente muchos sitios web que ofrecen este tipo de servicios en Internet. Podría parecer que este tipo de práctica se aplica a los países subdesarrollados, pero nada más lejos de la verdad. De hecho, muchos países europeos desarrollados luchan contra la aparición de diplomas falsos en el mercado. 

La magnitud del problema es grave. Por lo anterior, podría parecer que su prioridad debería ser la adecuada verificación de los títulos por parte de las universidades que los expiden. Sin embargo, a veces la ley se interpone en el camino. Como por ejemplo, el caso de Polonia, donde el Inspector Jefe De Protección De Datos Personales (PUODO), emitió una opinión personal que suscitó mucha controversia puesto que no es una autoridad legislativa. En su opinión, es inadmisible confirmar la autenticidad del título de educación superior, así como otros datos contenidos en los documentos presentados por el candidato durante el proceso de selección, dirigiendo consultas a las entidades que expidieron estos documentos. Su opinión es que los documentos presentados por los candidatos son suficiente prueba de su formación académica.

Esto lógicamente lleva a un incremento del riesgo a la circulación de titulaciones fraudulentas de aquellos centros que toman esa opinión como “ley”.

En este caso de Polonia, el organismo que supuestamente debe proteger los intereses de los ciudadanos sugiere su solución unilateral. Para justificar su recomendación, la autoridad consideró que las disposiciones de la legislación laboral no prevén directamente ese derecho del empleador. Aunque tampoco lo prohíben. Si un empleador sospecha que un candidato ha presentado un diploma falso, podrá denunciarlo a las autoridades correspondientes, informando sobre la posibilidad de cometer un delito. Es difícil estar de acuerdo con esta posición del PUODO de Polonia , especialmente porque la mayoría de los países de la Unión Europea tienen una posición diferente sobre este tema. 

La verificación de la educación puede resultar compleja en cuanto a su regulación según los países. Por lo tanto, el conocimiento de las normas legales locales y de las prácticas correctas para solicitar verificación de titulaciones  acelera significativamente todo el proceso. 

En Grupo GAT tenemos dilatada experiencia ofreciendo soluciones de Background Screening. Visita nuestra web o contáctanos para saber más de nuestros servicios.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =